sábado, 8 de mayo de 2010

Ivan Raña Resumen Fuentealamo

Extraido de www.ivanraña.es

Triatlón de Fuente Álamo
Todo el que haya estado en el triatlón de Fuentealamo seguro que tiene buenos recuerdos. Para mí es quizá el mejor triatlón de España. Mi primera participación en Fuentealamo fue en el 2000. Justo después de dar la vuelta al globo y correr 5 pruebas de la copa del Mundo. Aun así tenía ganas de hacer este triatlón, me habían hablado maravillas de él.

Lo primero que hay que mencionar es referente a los voluntarios. Son los que dan vida a esta carrera, guiados por Ginés Bermúdez. Trabajan desinteresadamente por sacar el triatlón adelante durante todo el fin de semana. Y como dice Ginés, el triatlón para los triatletas. Te das cuenta cuando ponen a dispsición de cualquier participante el pabellón para dormir, el comedor escolar, o la camiseta que te dan nada mas cruzar la meta para no enfriarte.

Luego está la prueba en sí, el circuito es de los pocos en los que se le puede “ver el plumero” a los que no vienen en forma. La natación es rápida, sin olas. Pero lo bonito de la carrera es la subida a ese puerto, La Cuesta, en este punto se rompe la carrera normalmente. Luego queda correr por el pueblo, lleno de gente animando.

Al llegar a meta pasas un rato recuperando fuerzas. Te metes en alguna de las carpas habilitadas a comer fruta y beber, mientras charlas con los demás participantes.

Para mi la esencia del triatlón esta en el contacto con los demás participantes. Desde el pabellón lleno de triatletas, hasta la entrega de premios ves que hay “colegueo”. Aquí si que piensas que el triatlón es diferente a otros deportes, el ambiente que se genera es increíble.

Después de la entrega de premios, donde el confeti y la música van animando el cotarro, viene la fiesta. Y a relajarse. Merece la pena hacer un esfuerzo y dejar las planificaciones a un lado.

En la carrera elite masculina salimos 4 en cabeza, Noble, Llobet, Ricardo (un joven triatleta) y yo. A 25 segundo un grupo con Paquillo, Samer, Isaac, entre otros y un poco más tarde el grupo de Elgezabal.

Noble salio primero de la transición y se fue solo, pero a los 5 kms le dimos caza Llobet y yo. A rueda llevábamos a un Ricardo que creo no confiafa mucho en aguantar, porque no asomaba la cabeza. Y creo que no iba tan mal, no le vi dar muestras de debilidad.

En la subida al puerto no paso nada, Llobet marco el ritmo. Yo aguantando como podía, estaba claro que no iba a ser un día fácil. Pero en la bajada empezó a llover. Y aproveche para intentar irme solo después de una rotonda. Lo conseguí pero duro poco la aventura. Nos volvimos a juntar y ataco Llobet ,ya en el llano, llevandose a Ricardo con él. Yo a rueda de Noble. Si no gano yo, mejor que sea uno de casa. Pero llegamos a la transición y ya teniamos a los dos de cabeza a tiro.

En la carrera a pie ataqué nada más comenzar, salí a tope. Estuve una vuelta en cabeza y me cazó Noble. Y me las devolvió pasándome en plan locomotora. No le pude seguir. Mantuve la posición hasta meta, vigilando a Llobet que venía recortando terreno.

El podium final, Noble, Raña y Llobet.

En chicas Marina y Ana estuvieron en el cajón, pero por delante la checa Vodikova.

El domingo después de la prueba volé a Seoul, donde me encuentro ahora mismo. El Sábado tenemos otra prueba de las World Series, y hay que ir aclimatándose al horario nuevo. Son 7 horas, lo positivo del viaje fue el vuelo directo Madrid – Seoul.

El sitio de la prueba no esta mal para entrenar, hoy hemos salido en bici cerca del estadio Olimpico. El carril bici tiene unos 30 km.

Luego fuimos a nadar. La piscina a tope con todos los triatletas de las Dextro. Hoy es fiesta nacional aquí y esta todo cerrado, pero la han abierto para nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario